Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión

Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión

Hoy hablamos de la barra de sonido Bose Soundbar 300. Dentro de la generación Soundbar de Bose el modelo 300 acompaña a los dos modelos superiores como son el 500 y el 700, teniendo algunos puntos en común que hacen a este modelo de entrada muy interesante.

La Soundbar 300 se caracteriza por tener una construcción compacta, manteniendo unas altas prestaciones técnicas y con un precio mucho más ajustado que sus hermanas mayores, lo que seguro atraerá a nuevos usuarios.

El diseño de la barra es fiel a la marca, minimalista y elegante, con una construcción en aluminio y un vidrio templado para la parte superior. La parte frontal incluye una rejilla de aluminio por la cual sale el sonido.

Está diseñada para no ocupar espacio y no destacar de forma visual sino por su sonido. Por esto encontraremos únicamente un par de botones táctiles en la parte superior para silenciar los micrófonos y activar el asistente de voz. Cuenta también con un led de estado, que nos informará si tenemos los micrófonos desactivados, si tenemos el Bluetooth encendido e incluso si vamos a recibir un paquete de Amazon durante el día.

Una de las mayores ventajas desde el punto de vista del diseño es que su tamaño compacto permite ser colocada debajo de la televisión sin problema, incluso en aquellas televisiones que son más pequeñas de unas 43”, si la comparamos con el modelo equivalente de Sonos veremos que esta Soundbar 300 tiene menos altura por lo que se adapta mejor a todo tipo de peanas de televisión.

Los puertos se sitúan en la parte trasera, encontrando un puerto dedicado para la conexión HDMI ARC, más una entrada de audio óptico, entrada ethernet y salidas del subwoofer. En el embalaje original encontraremos el cable óptico más el cable de red, y una parte que me encanta es que la fuente de alimentación está incluida dentro de la propia barra.

Recordamos que podemos usar accesorios adicionales de Bose con esta barra de forma inalámbrica como los altavoces satélites o un subwoofer.

Su configuración inicial puede ser plug&play con el HDMI ARC aunque para sacar el máximo partido recomiendo descargar la app Bose Music con la cual la configuración se hace muy sencilla e incluso podemos configurar los servicios de música como Spotify y Asistentes de voz como Google Assistant o Amazon Alexa.

La generación de barras de sonido de Bose es quizás la más completa del mercado, con el modelo 700 para los grandes expertos del sonido, un modelo 500 enfocado a entusiastas y este modelo 300 que ofrece un producto de entrada con mucha calidad, todos los modelos los podéis encontrar ya analizados a fondo en el canal.

Tiene un total de 4 altavoces, dos centrales que proyectan el sonido recto, y dos altavoces adicionales en cada uno de los extremos que proyectan el sonido a 45 grados hacia fuera para ampliar la escena.

Como comparativa telegráfica con el modelo Sonos, el modelo de Bose cuenta con conexión Bluetooth, una altura más compacta y una mejor construcción y uso de materiales.

Otro punto muy positivo de la Soundbar 300 es que incluye Spotify Connect, podemos estar escuchando música con el iPhone y con dos clics enviar el sonido a la barra. Los usuarios de Apple también tenemos la ventaja de poder usar Airplay 2 para enviar el sonido a la barra, por lo que la integración con dispositivos de Apple es absolutamente genial y completa.

Saltando a la calidad de sonido, la barra de sonido está diseñada para llenar cualquier tipo de salón y ofrecer una experiencia de sonido muy buena cuando estamos viendo contenido en una televisión o proyector. En la mayoría de ocasiones el sonido que integran las televisiones, por muy avanzadas que sean, no es bueno, y bajo mi punto de vista contar con una barra de sonido es un plus.

La calidad de sonido es bastante buena en líneas generales. Podemos poner música a un nivel bastante alto de volumen y no encontraremos distorsión. Aunque se trata de una barra compacta el ángulo de los altavoces laterales permiten llenar muy bien cualquier espacio, cuando la estamos utilizando con videojuegos podemos diferenciar muy fácilmente si un coche nos va adelantar por la izquierda o por la derecha, el sonido al pisar un charco e incluso aunque hayas jugado cientos de horas a un juego con la Soundbar 300 escucharas cosas que no es posible tener con altavoces integrados.

Para un uso cotidiano en televisión notaremos como las voces se escuchan más nítidas, menos enlatadas y con un sonido más limpio.

En películas tendremos también un salto en la experiencia muy grande, desde películas con efectos especiales donde la barra nos mete dentro de un tiroteo del oeste con las balas rebotando en piedras como si las tuviéramos junto a nosotros, hasta los silenciosos pasos de una película de suspense o el final de nuestra película con la banda sonora favorita.

A priori lo que puede llegar a frenarte es el precio, ya que figura en torno a los 429 € en la mayoría de tiendas. Si tenemos en cuenta la calidad de construcción, conectividad y calidad de sonido, creo que este precio está justificado.

  • Lo que más me ha gustado es la calidad de sonido, calidad de construcción y materiales y su integración con Alexa.

  • Lo que menos me ha gustado es que no incluya cable HDMI y que el precio puede suponer una barrera de entrada.

En resumen la barra de sonido Bose Soundbar 300 es una magnífica opción para los usuarios que quieran mejorar el sonido de su televisión, ya sea para ver películas, la televisión cotidiana e incluso videojuegos. 

Al implementar funciones inteligentes como el asistente de voz Alexa se convierte en el centro del hogar digital. La conexión Bluetooth y la tecnología Airplay2 Hacen de esta barra de sonido un equipo perfecto para escuchar música en el salón.

El análisis de la barra de sonido Bose Soundbar 300 deja claro que estamos frente a un producto de última tecnología, enfocado como un producto de entrada será capaz de satisfacer a los usuarios más entusiastas del sonido. Para nosotros uno de los mejores productos que hemos probado en 2021 y estamos seguros que se sitúa como uno de los referentes del sector de las barras de sonido.

Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión Barra de sonido Bose Soundbar 300 · Análisis y opinión

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.