Seleccionar página

El iPhone 7 en realidad es un campo de pruebas para el iPhone de 2017

El iPhone 7 todavía no está en el mercado y ya nos atrevemos a escribir este artículo. Y es que según nos dice nuestra intuición, este modelo de iPhone viene a ayudar a Apple a dar su próximo gran paso, el que nosotros hemos denominado como iPhone décimo aniversario.

Ya sabemos todos que el teléfono carece de un conector para auriculares, es decir, si deseamos utilizar el iPhone 7 para escuchar cualquier tipo de audio mediante unos auriculares, tendríamos que hacer uso de unos auriculares inalámbricos o un adaptador antiestético que Apple está incluido en todos los nuevos iPhone. Ésta ha sido una de las características de los nuevos modelos que más revuelo y críticas ha recibido por parte de usuarios y fabricantes.

En 2001 Apple realizó un movimiento muy parecido con OS X Leopard, un sistema operativo para sus Mac nuevo, lleno de novedades y que suponía un gran salto, pero que era lento y carecía de aplicaciones y funcionalidad plena. Este cambio necesitaba tiempo para que desarrolladores y usuarios se adaptasen a el. Los de Cupertino podrían estar haciendo lo mismo con el iPhone 7 y estar utilizandolo para allanar el camino de nuevos modelos más independientes de los cables (carga inalámbrica y más presencia si cabe en la nube).

Hagamos memoria y todos recordaremos la manera en la que Apple se deshizo de las disqueteras y posteriormente de los cargadores de CD en sus Mac, otro movimiento criticado y que necesitó adaptación por parate de sus usuarios y ahora … ¿Quién se acuerda de esos engorrosos disquetes o CDs? 

La cámara mejorada, su mayor autonomía, los nuevos colores o ese rediseñado botón home, puede que no sean suficientes razones para muchos usuarios a la hora de dar el salto al iPhone 7. Y si a ésto le sumamos la falta de conector jack, cosa que parece preocupar a muchos, puede que haga a muchos usuarios del smartphone de Apple esperar. Ésto da a Apple un poco de tiempo para ver cómo reaccionan los usuarios a la falta de un conector para auriculares. Pensemos en ello como una «capacidad de adaptación», un año para responder a preguntas como ¿Los clientes aceptar esto? o ¿Los fabricantes de auriculares apoyan esto?. Se ofrece a los usuarios un año para saber que el próximo iPhone probablemente no tendrá un conector para auriculares, y se debe tomar en cuenta para la próxima vez que vayamos a adquirir unos nuevos auriculares.

El iPhone cumple 10 años en 2017. Ya hay rumores que circulan de que ésta será una revisión total. Si este es el año de adaptación, no debería sorprendernos si hay un rediseñado por completo el año que viene y nos encontramos con un «iPhone X» (iPhone décimo aniversario) totalmente renovado. 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest