El creador de Flappy Bird se deja ver y concede una entrevista a Rolling Stones.

El creador de Flappy Bird se deja entrevistar por Rolling Stones

Dong Nguyen es un humilde programador vietnamita de 28 años que vivía con sus padres en Hanoi. Trabajaba para una empresa que hacía dispositivos de localización para taxis.

Pasaba su tiempo libre programando un juego: Flappy Bird. Teniendo como modelo los juegos de Nintendo con los que se crió, su objetivo fue que el juego fuese sencillo de jugar, pero complicado ganar. El resultado fue un jugo muy adictivo.

Nguyen lo publicó de forma gratuita en el App Store el día 24 de Mayo de 2013, y durante 8 meses pasó desapercibido, cuando de repente en Febrero sin explicación alguna, se convirtió en algo viral. Ngueyn ganaba unos 50.000$ al día con los anuncios de su juego, Flappy Bird arrasaba en más de 100 países.

Salvo por algunos Tweets ocasionales Nguyen era un misterio, no recibía a la prensa y evitaba ser fotografiado. La gente comenzó a acusarle de plagio por colocar unas tuberías en su juego como las de Marios Bros. Le tacharon de imitador, de ladrón.

El 9 de Febrero de 2014, Nguyen anunció mediante su cuenta de Twitter que iba a retirar el juego de todas las tiendas de aplicaciones oficiales. Y así fue, que 22 horas después el juego estaba retirado. La gente no hacía más que preguntarse por qué había hecho tal cosa, y quién demonios era aquel tipo.

Dos semanas después un reportero de Rolling Stones fue hasta su ciudad natal para poder realizar la primer entrevista a Dong Nguyen. Dong dejó la casa de sus padres para no ser acosado más y ahora está viviendo en casa de un amigo. Es una persona tranquila que mide con mucho cuidado cada palabra que sale de su boca. Con la ayuda de un traductor confesó: 

“Sólo quería hacer algo divertido que compartir con el mundo, nunca imaginé que iba a tener tal éxito.”

Cuando era pequeño, su padre poseía una tienda de Hardware y su madre trabajaba para el gobierno. A pesar de sus reducidos sueldos pudieron comprar una réplica de una Nintendo a sus hijos. Dong pasaba el día enganchado a Super Mario Bros.

Con 16 años programó un juego de ajedrez, tres años después quedó entre los 20 primeros en una competición de programación de juegos en la universidad de Hanoi, lo cual le abrió las puertas de  Punch Entertaiment, una empresa de videojuegos para móviles. Sus jefes dicen que no necesitaba tener un supervisor, puesto que estaban muy contentos con el trabajo que Dong realizaba.

Se fijaba en como la gente jugaba con sus móviles en el tren, con una mano jugaban y con la otra se sujetaban a la barra del tren. “Esta gente necesita juegos que se puedan controlar con una mano” pensó.  Y Nguyen hizo un juego para ellos: Flappy Bird.

Durante meses Flappy Bird estuvo publicado y no Dong no tuvo noticias de él. El 4 de Noviembre un usuario publicó en Twitter “Maldito Flappy Bird”. Esa frase capturaba la esencia del juego, ¡era condenadamente adictivo! Poco a poco la gente empezaba a hacerse eco del juego hasta que el 17 de enero de 2014, Flappy Bird era número 1 del App Store de EEUU. 

A pesar del éxito Dong no se sentía feliz, y no sabe explicar por qué.

Tras ganar tanto dinero, Dong apareció en los periódicos y televisiones vietnamitas, lo cual supuso la primera noticia para sus padres de que Dong había hecho el juego, puesto que jamás les contó nada por que “no entienden los juegos”.

Los periodistas le acosaban a él y a su familia, era una presión que no podía aguantar.

A esto se le sumaban los mensajes que Dong recibía de gente diciéndole que su juego era demasiado adictivo. Una madre decía que sus hijos no hacían otra cosa que jugar a su juego y no prestaban atención al mundo que les rodea. Una profesora le culpaba de que 13 niños hubieran roto sus móviles por la rabia que les causaba el hecho de chocarse con el pájaro. Estos mensajes le afectaron demasiado. Dong se sintió muy triste, estaba estresado, agobiado, no podía dormir, no podía salir de casa, sus padres estaban preocupados por su bienestar. 

Dong pensaba que sólo había solución: eliminar el juego de las tiendas de aplicaciones. El hecho de eliminar Flappy Bird no le devolvió a su anterior vida, pero según dice “Le hizo sentir aliviado”.

Y a rey muerto, rey puesto. La App Store se llenó de plagios de Flappy Bird, según un estudio, cada 24 minutos alguien sube al App Store un juego que imita el Dong.

Aunque el juego está retirado, los anuncios de Flappy Bird le siguen dado beneficios, así que Nguyen dejó el trabajo, y ahora se dedica a hacer lo que más le gusta: juegos.

Actualmente tiene otros dos juegos publicados: Shuriken Ninja y Super Ball Juggling. Además está trabajado en otros tres al mismo tiempo: Uno de un cow-boy pistolero, otro llamado Jetpack Kitty y un último juego de ajedrez y acción al que él llama Checkounaut, el cual publicará este mes.

El periodista de Rolling Stones le dijo: “¿Piensas volver a publicar Flappy Bird?”, a lo que Nguyen le respondió: “La verdad no lo sé, lo estoy considerando. Lo que tengo claro es que si vuelvo a publicarlo pondré un aviso que diga: Por favor tómate un descanso.”

Podéis encontrar el artículo completo (en inglés) en la web de la revista Rolling Stones.

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.