Así cambió mi vida el iMac de 27 pulgadas 5K

asi-cambio-mi-vida-el-imac-de-27-pulgadas-5k

Mi primera experiencia con un Mac fue gracias a un MacBook Pro de 2009, una verdadera maravilla para un novato enamorado de la marca de la manzana mordida. Su cuerpo unibody, la gran duración de su batería y ese sistema operativo que me ayudó a olvidar Windows rápidamente, consiguieron un flechazo en toda regla, desde entonces hasta el día de hoy no me he separado de un Mac, hasta el punto de hacer el esfuerzo económico (sigo comiendo caliente) para adquirir la máquina con la que escribo estas líneas, mi impresionante iMac 5K de 27 pulgadas. Y con su llegada cambió todo.

Mi viejo MacBook Pro poseía 13 pulgadas de pantalla y fue sustituido, tras 6 años con el, por un flamante y potente (previa personalización en la web de Apple) MacBook Air del 2015, un equipo del que siempre he estado enamorado y del que a día de hoy no pienso desprenderme. Un MacBook Air bonito y elegante, con una duración de la batería que a muchos sorprende dada su delgadez y ligereza, con 8 GB de RAM suficientes para mover prácticamente cualquier aplicación con soltura, pero de nuevo seguía frente a una pantalla de 13 pulgadas.

El tamaño de las pantallas nunca había sido un problema para mi, hasta el día que encendí por primera vez el iMac que lo cambió todo. ¿Y cómo puede cambiar la vida de una persona un simple ordenador? Estamos frente a una exageración que un servidor, y andaluz, se ha permitido, pero sí es cierto que en muchos aspectos de mi vida este iMac 5K cambió mi forma de trabajar e incluso de consumir contenido.

Debo empezar a hablar de su estética, si bien es cierto que en mi actual domicilio cuento con una habitación especialmente dedicada a mi despacho o setup, tenemos que tener en cuenta que este iMac (y cualquier producto Apple) encajaría a la perfección en cualquier rincón y gracias a ésto, al cambiar de casa y buscar un nuevo hogar no ha sido de gran preocupación el ¿Dónde meto ahora esto?

Su pantalla y potencia son el todo. Sí, porque gracias a esa pantalla de 27 pulgadas y con una rersolución 5K, mis trabajos de edición de video, imágenes e incluso escribir un simple artículo, se realizan con mayor soltura y comodidad. Y que decir de trabajar a pantalla dividida... simplemente mágico. Antes de adquirir este equipo recuerdo estar sentado frente a mi MacBook Air con mi iPad haciendo de segunda pantalla, con la incomodidad que eso supone y la pérdida de tiempo y productividad. La pantalla dividida es para una gran cantidad de trabajos el mayor aliado y con el iMac de 27 pulgadas es una auténtica gozada, parece no estar haciendo uso de esta función. Y aquí el primer cambio.

Si seguimos con los cambios más notables debo hablar de su potencia, una auténtica máquina. En la era de los vídeos 4K y formando parte de la comunidad de Youtube, me costaría una tarde entera de mi tiempo editar un vídeo de unos 4GB en esta definición. ¿Mi iMac? Se los pasa por el forro y zampa como si nada. Fue una de las cosas que más me sorprendió, esa agilidad y rapidez de edición y procesamiento fue impresionante, uno de esos momentos tecnológicos de mi vida que me dejó con la boca abierta.

¿Que los Mac no valen para jugar? Alien Insolation, Metro 2033 y Outlast son algunos de los títulos de primera a los que he jugado, con definición máxima y usando un mando de PS3. Ya sea en la App Store para Mac o la propia Steam, he encontrado infinidad de títulos de primer nivel disponibles para el iMac ¡y se ven espectaculares! Me confieso un "gamer" retirado, bueno retirado hasta que llegó el iMac a mi casa, ya que ha sido tal la experiencia de jugar a nuevos títulos que he llegado a adquirir una de las nuevas consolas de la llamada next gen. Aquí volvió a cambiarlo todo.

Lo que más me duele es a la hora de abrir mi Macbook Air o intentar hacer algunas correciones en mi iPad Air 2, hay momentos en los cuales cierro sesión y voy corriendo a por el iMac, porque ya no es lo mismo. Fijaos hasta el punto que he llegado, yo siempre he sido fiel defensor del iPhone de 4,7 pulgadas, es el tamaño perfecto decía.. ¡el Plus es un estadio de futbol! recuerdo que bromeaba... Pues bien, acabo de reservar el nuevo modelo de iPhone 7 y... Adivinad que modelo de pantalla he elegido....

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.