Opinión: Por qué he decidido vender mi Apple Watch [Gerardo]

Opinión: por qué he decidido vender mi Apple Watch

Hoy he vendido el Apple Watch 5 meses después de haberlo adquirido, una decisión que, a mí por lo menos, parece indicarme que esta vez Apple ha errado el tiro. 

Soy usuario de Mac desde 2005 y de iPhone desde el primer modelo (más algún que otro iPad) así que se lo que es convivir con las primeras versiones de un producto. Pero también se lo que es estar ante productos que realmente despiertan admiración ante lo bien hechos que están y su gran rendimiento. Recuerdo mi primer iPhone como el mejor teléfono de todos los que habían pasado hasta ese momento por mis manos. ¿Le faltaban cosas? Desde luego que sí, pero era tenerlo en la mano y sentir estar ante un producto que bien valía el dinero invertido, porque todo lo que hacía lo hacía perfecto. Sin lags, sin fallos, sin reinicios. Esa sensación es la que año tras año me ha hecho ir renovando el teléfono, sabiendo que en cada nueva iteración lo perfecto iba a ser mejorado. He viajado con él, practicado deporte, trabajado, escuchado música y actualmente es una parte de mi vida de la cual me costaría mucho prescindir. Es ni más ni menos lo que espero de los productos de Apple. 

Hago esta introducción porque quiero que los que leáis este artículo sepáis un poco mi perfil y que, si el Apple Watch no ha encajado en el mío, se me ocurren pocas alternativas para las cuales sea algo necesario (más allá del mero capricho, que para eso no hay opinión que valga). 

Compré en agosto de 2015 el modelo Sport de 42 mm en negro, la opción más barata que supongo habrá sido de las más demandadas por su versatilidad a la hora de poder llevarlo en todo momento. Esperé un tiempo desde que salió porque de primeras era un gadget que no me convencía, pero tras leer numerosas reseñas positivas y querer un reloj que me acompañase para hacer deporte me decidí a dar el salto. 

Ya desde los primeros días noté que algo fallaba. Comparando la sensación que he tenido tras adquirir un nuevo MacBook, iPad o iPhone, el Watch no llegaba a entusiasmarme del todo. Su funcionamiento tampoco ayudaba. Muchas aplicaciones que uso a menudo no tenían su correspondiente versión para el reloj y las que sí me recordaban estar en la época de Windows. Y no hablo sólo de las de terceros. Mapas tardaba horrores en abrir, las llamadas hasta que se realizaban tenían un lag de dos segundos y para colmo, la aplicación de correr contaba unos kilómetros distintos en la ruta habitual que hago desde hace 2 años. Las de terceros directamente eran inusables llegando a tardar hasta 20 segundos en abrirse (si es que lo hacían ) como en el caso de Telegram. 

Leí que con la siguiente versión del sistema operativo todo esto se solucionaría lo cual me hacía preguntarme si había pagado 460 euros a Apple para poder ser el beta tester de su producto estrella de 2015. Lo que quiero decir es que puedo asumir que el reloj no sea resistente al agua o que no incorpore GPS (al igual que hice con el primer iPhone y sus carencias) pero a cambio pido que todo funcione perfecto. Por desgracia no es el caso ni por asomo. A un smartwatch le pido inmediatez y el de Apple simple y llanamente carece de ella. 

Otro tema aparte es el de Siri. Me parece una idea magnífica pero hasta que no cuente con una API propia me parece todavía una característica a medio completar y más aún en un reloj que depende mucho de ella (o al menos eso nos venden) quiero tomar notas en Evernote con ella, añadir tareas a things, empezar entrenamientos en Nike o pedir un taxi con Halo sin tener que tocar ningún botón. Esa es la verdadera utilidad de llevar un asistente en la muñeca. Actualmente, como digo, es una utilidad interesante pero ineficaz para el día a día. 

Pese a todo esto, me decidí a esperar a ver qué pasaba con Watch 2.0 y si realmente supondría una mejora. Nada más lejos de la realidad. Pese a permitir a las aplicaciones de terceros implementar la lógica en el reloj, los tiempos de espera seguían siendo nefastos. Tres ejemplos:

- Telegram he conseguido abrirla correctamente 10 veces en estos 3 últimos meses. Entre medias solo he experimentando cuelgues, mensajes no enviados o reinicios de la App. 

- Freeletics experimenta un lag exasperante cuando pulsas el botón de pasar al siguiente ejercicio durante un entrenamiento. 

- Shazam directamente funciona aleatoriamente dependiendo, supongo, de lo que tarde el iPhone en responder. 

Hay quien puede pensar que esto es culpa de las aplicaciones de terceros que están mal implementadas. Yo, como desarrollador, os puedo asegurar que Watch Kit actualmente no da más de sí. Incluso una aplicación tan sencilla como la que programé para implementar un diccionario tarda un tiempo excesivo en realizar la transición entre cada pantalla y obtener la respuesta del iPhone. Un ejemplo de ello se puede ver en la aplicación Mail, que si bien es de las que mejor funcionan, requiere de alguna que otra dosis de paciencia durante su uso. 

Es esta falta de inmediatez la que me ha hecho decidirme por vender el Watch. Como decía antes, no me importa no tener un producto que tenga el 100% de las funcionalidades del mercado (no al menos en una primera versión) pero sí que me parece exigible que al menos funcione correctamente, máxime cuando no es precisamente barato y tiene una marca que vende, ante todo, calidad. 

La gota que colmó el vaso fue durante la San Silvestre. Ejecutando la aplicación Nike plus en ningún momento pude consultar correctamente los tiempos o la distancia ya que tras un tiempo de uso (o por la pulsación involuntaria de la rueda) la aplicación se había cerrado. Si ya ni siquiera para hacer deporte respondía a mis necesidades... ¿Para qué lo quería?

Así que debido al desencanto que con el uso diario se había ido apoderando de mí, ayer lo puse a la venta en Wallapop y hoy me he deshecho de él. Es el primer producto de Apple que vendo sin tener un reemplazo para él y mucho me temo que tardaré mucho tiempo en adquirir una nueva versión. Tanto como el que necesite Apple en ofrecer un producto que lo único que hace correctamente es dar la hora, como cualquier reloj del chino. 

Añadir nuevo comentario

(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.